Inicio Jeep Jeep un buen nombre para los peores SUV’s del mercado automotriz

Jeep un buen nombre para los peores SUV’s del mercado automotriz

172
0

En 1987, Chrysler que ya de por si era la automotriz con la peor calidad del mercado, compró la American Motors, un agonizante fabricante de autos raros, que incluían al Pacer, Gremlin, Hornet, y también Jeep.

El anuncio se hizo en una cena en el emblemático crucero de guerra Alabama, que estaba anclado como museo en la ciudad de Mobile, Alabama.

Muchos periodistas estaban exceptivos, salgo algunos que sabían que el fabricante solo utilizaría el nombre del Jeep. Y los viejos Jeep, claro.

Al poco tiempo cada Dodge o Chrysler aparecía en los concesionarios Jeep – Eagle (un nombre agregado a la marca), como modelo Jeep con su carrocería personalizada. Y el embuste comenzó.

Eagle vendía como propio sedanes de Renault y Mitsubishi con marca Eagle, mientras Jeep vendía los Wrangler, ya modificados por Chrysler y todo SUV que salía de Dodge personalizado por Jeep, con su parrilla y diferente exterior.

«Hasta hoy no se recuerdan autos de tan mala calidad como los de Jeep- Eagle». 

Mientras Eagle desaparecía, Jeep seguía sumando adeptos, ya que su glorioso nombre que apareció en cientos de películas de guerra y acción, se le pegaba en las boca de los consumidores.

Y llegamos al 2021, donde Jeep sigue fabricando autos problemáticos, pero sigue con su buen nombre.

La mayoría de estos nuevos autos son chasis de Dodge y Fiat, pero encubiertos con las personalizaciones del Jeep.

El caso mas obvio es el del Jeep Renegade, un simple Fiat 500 X que con la marca Italiana vende solo unos 3500 unidades (y bajando) en Estados Unidos, mientras con la marca jeep vende mas de 100.000.

El mismo auto, diferente disfraz, distinto nombre. Un limón encubierto.

Estos últimos años han sido innumerables los retiros de los Jeep para diferentes arreglos por mala fabricación y partes defectuosas, que ha hecho de la marca una de las peores en materia de fiabilidad del mercado, y estamos hablando que estos datos fueron dados por consultoras reconocidas, como Consumer Report y J.D. Power, entre otras.

Estos limones sobre ruedas que son los Jeep, siguen siendo un icono intocable entre los consumidores americanos, que en su mayoría los compra por nombre, no por calidad.

Los peores Jeep de la historia, y seguimos contando

Jeep se ha vuelto tan icónico que el nombre de la marca se utiliza como sinónimo de cualquier SUV 4WD que la marca pueda fabricar.

Muchos de sus modelos no alcanzan esta reputación, es mas podemos decir que casi todos los modelos ni llegan a ser buenos SUV’s.

Jeep es un nombre mundialmente famoso, un automóvil que tiene tanto peso como reputación. Sus todoterrenos y vehículos todoterreno también son protagonistas de la película.

El Jeep en Jurassic Park alejándose rápidamente de los dinosaurios, el Jeep Wrangler Saharas del 1992. El Jeep Wrangler Rubicon Tomb Raider del 2003, con una aventurera Angelina Jolie conduciendo. O Sarge, el divertido personaje veterano de la película animada Cars de Pixar. Y mucha películas de guerra.

Jeep es un ícono tanto dentro como fuera de la industria del entretenimiento, pero su reputación de fiabilidad no es la mejor del mundo.

Cada generación de estos vehículos tiene una manzana podrida, y cada año siguen sumando mas.

Aquí hay diez de los peores modelos de Jeep jamás fabricados.

10-El Jeep Renegade

Lanzado por primera vez en el 2015, el Renegade no es confiable, como lo demuestra su puntaje de confiabilidad previsto de 2.5 sobre 5 de J.D. Power Consumer Reports.

La lista de problemas del Renegade es larga: la suspensión provocó retiros en las dos primeras generaciones, el sistema Uconnect funciona mal y el motor pierde potencia repentinamente.

Como informa Motor Biscuit, «El Jeep Renegade del 2017 tiene el puntaje de satisfacción del propietario más bajo posible».

Menos de la mitad de los propietarios de Renegade dicen que volverían a comprar el coche debido al mal manejo y la conducción incómoda.

Como si esto no fuera suficiente, el Renegade no ahorra combustible y requiere paciencia para que lo reparen.

9-El Jeep Cherokee

La primera generación de este modelo Jeep se lanzó en 1974, una variante de dos puertas de la camioneta Jeep.

La producción del Cherokee continúa, pero no todos están convencidos. “Hay muchos otros Jeeps, y mucho menos rivales, que son una mejor apuesta.

Más características distintivas la próxima vez, por favor ”, escribe Top Gear, que le da al Cherokee cinco estrellas sobre diez. Apenas pasando. Este Jeep tiene una caja de cambios indecisa, costosa, y carece de características distintivas.

Las primeras revisiones del Cherokee del 2021 tampoco son perfectas. Como escribe Car and Driver, «El Cherokee tiene un bajo consumo de combustible, un espacio de carga limitado y un valor cuestionable».

8-El Jeep Compass

Este SUV crossover se fabricó por primera vez en 2007, con un motor de gasolina de 4 cilindros 2.4 L de 172 hp y dos sistemas de tracción en las cuatro ruedas controlados electrónicamente. Una vez más, este es un Jeep que no tuvo resultados de seguridad estelares.

El modelo del 2012 recibió dos estrellas de cinco en las pruebas de Euro NCAP, lo que no es tranquilizador. El Compass del 2020 apenas pasó la evaluación de Top Gear, que le otorgó seis estrellas sobre 10 debido a su motor ruidoso y su difícil conducción urbana.

Según Motor Biscuit, el primer modelo fue el peor modelo. “El problema más común del Compass del 2007 tuvo que ver con el brazo de control del Compass. Este problema les costó a los propietarios un promedio de casi $ 700 dólares para solucionarlo ”, escribe el sitio web.

7-El Jeep Wrangler Unlimited

La producción del Jeep Wrangler comenzó en 1986, pero el Unlimited se lanzó en 2004. Jeep fabricó varias versiones del Wrangler, incluido el Sahara, cambiando algunos detalles como el interior de tela, puertas removibles y ventanas enrollables con un parabrisas que se pliega.

Luego vino el Wrangler Sport, que no tiene comodidades como aire acondicionado, escalones laterales o control de crucero. Aún así, el Unlimited es la manzana podrida del lote. Si bien el diseño exterior recibió una actualización con este modelo y el rendimiento mejoró, el Wrangler Unlimited tiene muchos de los problemas típicos de Jeep.

En carretera es un auto muy incomodo y ruidoso, y ojo con tomar las curvas rápidas, ya que es muy fácil de llevarlo a un vuelco.

Este SUV no ahorra combustible, la tecnología de seguridad cuesta más y no es práctica para la carga. No es la mejor relación calidad-precio.

6-El Jeep Liberty

Introducido en 2002 como reemplazo del Cherokee, este modelo fue el primer vehículo Jeep en usar dirección de piñón y cremallera y motores Power Tech.

Según se informa, el modelo de 2006 es el peor hasta ahora con más de 2.000 quejas de los propietarios y eso provocó retiros del mercado.

El Liberty tenía varios problemas: los reguladores de las ventanas se rompían, la fractura del brazo de control inferior trasero, una fuga de combustible en el punto de encendido y una falla en el arnés de cableado del motor.

Las capacidades todoterreno del Liberty también se cuestionan, ya que el modelo enfrenta problemas en el pavimento con una vida útil corta. Además, la vida útil de un Jeep Liberty era casi ridícula, ya que a 100.000 millas el automóvil necesitaría reparaciones y era casi inservible.

5-El Jeep Commander

Según un foro de propietarios de Jeep, el Commander tiene manijas de puerta sensibles, un motor que se detiene a mitad de camino y un motor que incluso se apaga, mientras se conduce y sin previo aviso.

La primera generación de este modelo de Jeep (producido entre 2006 y 2010) es la peor, llena de problemas con el motor y el interior. La segunda y tercera filas se llenan estrechas con la visión trasera severamente comprometida.

Car and Driver le dio al Commander una revisión de 4/10, escribiendo «Su economía de combustible no es impresionante y su manejo es torpe, pero tiene el estilo clásico de Jeep». ¿Es suficiente el estilo clásico de Jeep?

4-El Jeep Wrangler

El modelo Unlimited no era un modelo superior, pero tampoco lo era el Wrangler. La revisión de Auto Express no es halagüeña para el modelo 2020: «el modelo completamente nuevo tiene una carrocería cuadrada simple colocada sobre un chasis básico».

Simple y básico no son dos adjetivos para un Jeep. El Wrangler 2008 tuvo la mayoría de las quejas, especialmente por la falla del Totally Integrated Power Module, la puerta de enlace o caja de distribución para casi todo el sistema eléctrico.

Sin embargo, el peor modelo de Wrangler parece ser el 2012 debido a que sus problemas se presentan al principio de la propiedad y en rangos de kilometraje bajo.

Este es otro modelo para evitar en una carretera, por ruidoso y peligroso en las curvas cerradas.

3-El Jeep DJ, también conocido como Dispatcher

La fabricación de este Jeep comenzó en 1955 y venía con una transmisión manual Borg-Warner T-96 de tres velocidades con cambio de columna o cambio de piso.

El Dispatcher se basó en la serie CJ de Jeep, que incluía vehículos todoterreno de carrocería abierta y camionetas compactas.

Por otro lado, el DJ era un vehículo de dos ruedas completamente cerrado, solo con tracción trasera e incluía puertas corredizas y una puerta trasera abatible.

Se creó un vehículo específico para la entrega de correo con un volante en el lado derecho para garantizar que los carteros no tuvieran que deslizarse para llegar a los buzones de correo. El despachador podría haber parecido una buena idea, pero era incompleta.

2-El Grand Wagoneer

El Wagoneer nació como un 4×4 de lujo en 1963. Es un vehículo utilitario deportivo, lo que significa que combina elementos de los turismos de carretera con características de los vehículos todoterreno. Aún así, no entusiasmó a nadie, ni a los entusiastas del todoterreno ni a los conductores familiares.

Durante las décadas de su producción, el Grand Wagoneer apenas cambió su estilo y apariencia, lo que, seamos sinceros, no es el mejor. Este Jeep no es sexy.

Y Drive Tribe está de acuerdo, especialmente cuando se trata del último modelo, que «ni siquiera es lo suficientemente interesante como para ser considerado feo». No conduciría un Jeep Tomb Raider.

Para los sufridos de la marca, Jeep revivió el modelo para el 2021, sacándolo de una copia del Dodge. Por lo que esperamos que sea otro limón.

1-El Jeepster Willys-Overland

Hablando de los diseños de Jeep que salieron mal, el Willys-Overland Jeepster parece más un coleccionable vintage que un todoterreno. Este vehículo se fabricó sólo entre 1948 y 1950, produciendo 20.000 unidades.

Se suponía que el Willys era un SUV “utilitario”, hecho para ser cómodo y fácil de preparar en el tráfico. Presentaba características de lujo y accesorios interiores, para hacer que el vehículo se viera más elegante y orientado a la familia.

El primer modelo fabricado en 1948 presentaba el motor L134 Go Devil l4 (134,1 cu en l4), mientras que todos los modelos presentaban un manual de 3 velocidades con sobremarcha.

El Willys luce vintage y glamoroso en 2020, pero como informa Hagerty, «tiene una construcción básica, un equipo deficiente para todo clima y su motor original tiene dificultades para mantenerse al día con el tráfico de las carreteras modernas».

No se aventure a comprar un Jeep

Estos diez modelos de Jeep demuestran que todo el mundo puede tener malos días, y comprar un limón que le traerá dolores de cabeza.

Estos vehículos no son confiables y sus motores casi siempre podrían necesitar algunas mejoras.

Seguramente, no son todoterrenos dignos de persecuciones rápidas en Jurassic Park o de las aventuras de Tomb Raider.

Jeep ha sido uno de los mas grandes éxitos de un fabricante, vendiendo limones a los consumidores ávidos de tener un icónico nombre al frente de su casa.

Pero para los que conocemos el mercado, sabemos que los Jeep se presentan muy glamorosos, pero su contenido no es el mejor.

 

Fuente: Gaia Zol Hot Cars

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here